Novedades

13 marzo, 2014

Arranca un año prometedor para la Fundación Sadosky

Arranca un año prometedor para la Fundación Sadosky


Por Santiago Ceria


Este año cumplimos 3 años de operación de la Fundación Sadosky (su plan estratégico fue aprobado en  mayo de 2011) y si bien siempre tenemos claro que nuestro trabajo está centrado en el mediano y largo plazo, creemos que en este 2014 se deberían ver más claramente algunos frutos de nuestros esfuerzos. Este es además un año especial dado que el 13 de abril se cumplen 100 años del nacimiento de nuestro inspirador, Manuel Sadosky, a quien queremos seguir homenajeando.

Repasemos algunos de los proyectos importantes para este año.

En el año 2011 comenzamos el proyecto Vocaciones en TIC, que realizó un gran aporte en la tarea de interesar a más chicos por la programación y a instalar un debate sobre la forma en la que enseñamos computación en las escuelas. Hoy tenemos una iniciativa interministerial sobre educación en computación que tiene una agenda muy ambiciosa de actividades para ir acercando a los estudiantes pre-universitarios al mundo de la computación. Es un orgullo para nosotros poder trabajar con los equipos de Educ.ar y Conectar Igualdad en este objetivo tan importante.

En el tema Big Data estamos trabajando sobre la hoja de ruta definida el año pasado en colaboración con Gabriel Taubin y Mario Nemirovsky. Esperamos lanzar en el primer semestre un proyecto muy importante alrededor de la intersección entre Big Data y AgroTIC.

Continúan también las mesas redondas academia-industria organizadas por el Área de Vinculación Tecnológica en colaboración con CESSI, y los proyectos colaborativos ya están en marcha, como ReportAR / Nubilia y Software Educativo basado en Neurociencias. En marzo finalmente publicaremos la licitación sobre el desarrollo del software para registro y análisis de datos genéticos forenses, un proyecto que consideramos muy importante para fortalecer nuestras capacidades en bioinformática.

Por último, el equipo de Seguridad en TIC, que ya cuenta con 5 personas, está trabajando fuerte alrededor del modelo madurez de prácticas de seguridad informática BSIMM en colaboración con la UTN de Santa Fe, ya que creemos que la mejor forma de mejorar nuestras capacidades en estos temas pasa por pensar en la seguridad desde el proceso de desarrollo de software.