Novedades

29 julio, 2015

Humor científico en Tecnópolis

Humor científico en Tecnópolis

Organizado por el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y Tecnópolis, se realizó el 24 y 25 de julio un ciclo de funciones de stand-up científico a cargo de estudiantes y graduados de carreras científicas, que congregó a más de tres mil personas en la Nave de la Ciencia de la feria.

En el espectáculo se presentaron monólogos de ciencia y humor que prepararon investigadores y estudiantes de carreras científicas que participaron este año del primer curso de stand-up científico organizado por la cartera de Ciencia y Tecnópolis y dictado por el humorista y profesor Diego Wainstein. Con estilos diversos, se monologó sobre el poder de la credibilidad de los investigadores, el rol de los científicos y tecnólogos en las sociedades contemporáneas y también sobre la función de la mujer en la ciencia. En todos los casos además, el objetivo fue desarticular la imagen estereotipada del científico para mostrar una real y comprobar que la ciencia también puede divertir y entretener.

En este sentido, la coordinadora del Programa de Popularización de la Ciencia de la cartera de Ciencia, Dra. Vera Brudny, afirmó que el stand-up científico se trata de una propuesta novedosa en Argentina “que sirve para romper estereotipos: se puede estar delante de un científico que no da una conferencia ni una clase magistral, sino que hace un monólogo con el que busca la conexión y la complicidad del público y lo hace reír”. No se trata meramente de una nueva propuesta para la audiencia, sino que es una experiencia innovadora incluso para la comunidad científica: “Como monologuistas, los científicos hacen un experimento en el que descubren qué recursos funcionan mejor para comunicar“, sostuvo Brudny.

La Dra. en Biotecnología Nadia Chiaramoni participó del curso de stand-up y fue una de las investigadoras que inauguró esta propuesta de humor científico el viernes en Tecnópolis. Chiaramoni señaló que persiste en la sociedad actual “la idea de que la biología, la química, la física y la matemática, son cosas para ‘locos’ o personas extremadamente inteligentes, y la realidad es que no es así. La ciencia en general y el estudio de carreras científicas está al alcance de todos”. Destacó además el impacto positivo de utilizar el humor como herramienta de divulgación porque vuelve más receptivas a las audiencias, y concluyó: “El stand-up científico puede pensarse como una herramienta importante para entusiasmar a los adolescentes con las carreras científicas y hacerles saber que hay muchas universidades públicas de excelencia donde pueden estudiarlas en toda la Argentina”.

Junto a Nadia, las funciones del viernes 24 de julio estuvieron a cargo de Alejandro Saint Esteven, Lic. en Ciencias Biológicas y Fernando Schapachnik, Dr. en Ciencias de la Computación. Por su parte, el sábado 25 de julio fue el turno de Martin Ezequiel Farina, Estudiante de Paleontología; y de los licenciados en Biología, Daniela Eliana Sganga y José Manuel Jaramillo. En el mes de agosto, las presentaciones se realizarán todos los sábados a las 17.30 y 18.30 h, nuevamente en la Nave de la Ciencia en la megamuestra emplazada en Vicente López.

Seguiremos formando científicos en técnicas de narración oral y stand up, y extenderemos este tipo de espectáculos a distintos ámbitos del país”, aseguró Brudny.

El ciclo de monólogos de humor científico es el corolario de una serie de propuestas que organiza y ejecuta el Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación destinadas a científicos interesados en desarrollar sus habilidades de comunicación para dirigirse a públicos no especializados. La primera experiencia tuvo lugar a fines de 2014 cuando se dictó el Seminario y Taller de comunicación oral escénica, en el que se formó sobre herramientas prácticas, orientadas a proporcionar un mayor dominio escénico y recursos para desarrollar narraciones, conferencias y actividades de comunicación de la ciencia, en general. Estuvo a cargo del español Eduardo Sáenz de Cabezón Irigaray, Dr. en Matemática y divulgador científico autor del show matemático “El baúl de Pitágoras” y creador del grupo de monologuistas científicos “The Big Van Theory”.

En 2015, se dictó un curso de Stand-Up Científico a cargo de Diego Wainstein, que incluyó diversas técnicas del stand-up como la búsqueda de personajes, la creación de rutinas y construcción de chistes, el trabajo con elementos y micrófonos, el trabajo vocal, gestual y corporal y la comunicación con el público; fueron 16 clases destinadas a estudiantes y egresados de carreras científicas. Son éstas, parte de las iniciativas del Programa de Popularización de la Ciencia dirigidas a propiciar la circulación y apropiación social de la ciencia y los contenidos científicos al público general.

 

Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva