Novedades

20 mayo, 2022

Pilas Bloques estrena una nueva versión que permite traducirla a distintos idiomas

Pilas Bloques estrena una nueva versión que permite traducirla a distintos idiomas

Pilas Bloques, la aplicación para aprender a programar desarrollada especialmente para las aulas argentinas por la iniciativa Program.AR de la Fundación Sadosky, ahora podrá ser traducida a muchos idiomas y llegar a más rincones del mundo y del país, gracias al aporte voluntario de un grupo de programadores y programadoras de Salesforce, la empresa líder global en CRM.

Desde sus inicios, Pilas Bloques fue desarrollada como software libre para posibilitar la construcción colaborativa. ¿Qué significa software libre? Que cualquiera puede ver el código fuente, copiarlo, modificarlo o mejorarlo de acuerdo a sus necesidades. La decisión estuvo basada en la convicción de que, por un lado, la construcción colectiva es superadora, y por el otro, es una herramienta verdaderamente útil cuando genera apropiación de quienes la usan. Esta característica permitió que más de 100 programadores y programadoras que trabajan en Salesforce destinaran horas a colaborar de forma voluntaria para poder actualizar el código y lograr múltiples mejoras. Una de las más importantes fue la internacionalización de la aplicación, lo que abre la posibilidad de poder traducirla a cualquier idioma.

“La internacionalización de Pilas Bloques nos permite mejorar la herramienta, su apropiación y la llegada a otras culturas, otras sociedades, que tengan objetivos y desafíos pedagógicos y sociales parecidos a los nuestros. Forma parte de la estrategia de Program.AR, que entre otras cosas, se propone la construcción de materiales que sean para el uso de las y los docentes que los necesiten. Pilas Bloques se pensó para un país en donde la conexión a internet no estaba totalmente extendida en sus escuelas, y entendemos que ese y otros problemas, también pueden ser el de muchas otras comunidades que a partir de ahora pueden traducir y utilizar la aplicación, también de manera offline”, puntualizó Alfredo Sanzo, responsable de Pilas Bloques.

La dinámica de trabajo se fue construyendo día a día entre Salesforce y el equipo de Program.AR. Para ello, se creó un espacio de trabajo al cual tenían acceso los más de 100 participantes que se sumaron a esta propuesta y, a partir de allí, se fueron organizando y distribuyendo las tareas, así como dando espacios para consultas y sugerencias. Gracias a las más de 450 horas de trabajo de los voluntarios de Salesforce en conjunto con el equipo de desarrollo de Pilas Bloques, se lograron además las siguientes mejoras:

-Arreglo de bugs.

-Que los enunciados puedan tener formato, emojis e imágenes

-Mejorar las instrucciones para instalar en Mac.

-Agregar un botón que permite activar el “Modo de lectura simple” (texto en mayúsculas)

Por su parte, Ariel Mirra, programador de Salesforce, comentó acerca de la decisión de aportar valor en este proyecto: “Las principales motivaciones de los y las voluntarias que eligieron colaborar con Pilas Bloques se basaron en que es un desarrollo argentino, orientado a la educación y formación en IT, y que tuvimos la posibilidad de colaborar de forma remota, aplicando las habilidades de programación e ingenieriles que tenemos los empleados de Salesforce. En los proyectos disponibles para voluntariado, pocos juntan estas cualidades”.

A la vez, Eduardo Rubio, Director Engineering Salesforce Argentina, enfatiza las ventajas y aportes que surgen del hecho de que la herramienta tenga un diseño de software libre: “Uno de los principales puntos positivos que identificamos fue el apoyo a la internacionalización, ya que había surgido el interés de muchos países de habla no hispana. Nuestros voluntarios desarrollaron e implementaron una funcionalidad que permite no solo cambiar fácilmente, sino también configurar nuevos idiomas simplemente cambiando un archivo de texto que contiene los términos traducidos utilizados en la aplicación. Y esto es algo que cualquier persona puede hacer, incluso sin conocimientos técnicos. Esta característica potencia su usabilidad desde cualquier parte del mundo”.

En ese sentido, Alfredo Sanzo destacó que las colaboraciones realizadas por el voluntariado de Salesforce fueron de mucha calidad y que se hicieron respetando estándares de desarrollo de software de calidad. “Estamos felices con estos nuevos aportes que nos permiten seguir creciendo de manera sustentable. Nos encantaría que en el futuro puedan sumarse más colaboradores que quieran seguir proponiendo nuevas actualizaciones y funciones para que Pilas Bloques sea la aplicación modelo para que los chicos y las chicas de todo el mundo se acerquen a la programación”, enfatizó.

Actualmente, hay proyectos para traducir Pilas Bloques al portugués y en un futuro se espera poder tener versiones en los idiomas de nuestros pueblos originarios. También se están iniciando estudios en las escuelas primarias para mejorar el feedback de la aplicación para ayudar más a los docentes y alumnos, y que la herramienta pueda ofrecer correcciones. Y este año se proyecta incluir un “creador de desafíos”, para que cualquier docente y alumnas o alumnos puedan diseñar los suyos.